¿Sabes por que tu perro te sigue a todas partes?

Si tienes un canino desde hace tiempo, sabes lo especial que es la conexión y la relación entre el perro y el ser humano. Sin embargo, los hábitos de codependencia pueden desarrollarse por una variedad de razones y entre las más particulares está la de seguir al dueño a todos lados.

 Casi se convierten en sombras, siempre en una posición de vigilancia o simple compañía. Por supuesto, hay razas con un carácter más independiente que otras, pero los comportamientos se pueden atribuir a acciones que se desarrollan con el tiempo.

Razones por las que los perros nos siguen.

Compañerismo.

El instinto de compañía existe y esto también se aplica al dueño. Son animales extremadamente sociables y tarde o temprano identifican a su dueño como su compañero. 

La conexión social con otros animales y con los humanos es muy importante. Los perros son animales que siguen, se relacionan, reaccionan y dependen de la compañía.

Ansiedad por la separación.

Los perros sufren ansiedad en tiempos de separación de sus dueños. Esta ansiedad, este miedo que surge cuando el perro se da cuenta de que el dueño va a salir de la casa o del espacio que está compartiendo, puede hacer que su perro nunca lo suelte cuando están juntos. También reaccionan negativamente a esta separación, ya que suelen ladrar muy fuerte o incluso correr sin control al ver que la gente se va.

Si lo adoptó cuando era un cachorro y no se ha acostumbrado a mantener cierta distancia desde entonces, cambiar este comportamiento puede ser más complicado cuando el animal es un adulto.

Lo mismo también se puede ver si ha adoptado un animal que ya ha sido abandonado, por ejemplo. También puede tener que ver con un cambio en la rutina, como el espacio donde duermen o el regreso de un período de separación, como unas vacaciones.

Curiosidad.

Si al moverse de una parte de la casa a otra, su mascota está alerta y lista para seguirlo, esto es un signo de curiosidad.

Este es un comportamiento absolutamente normal y una señal de amor y lealtad a los dueños. También es un signo de un estado psicológico saludable.

Atención.

Otra razón también puede ser por querer enviar un mensaje. Es posible que necesite más ejercicio, más tiempo en la calle, incluso que quiera cambiar los lugares donde duerme o come. Hay que estar atento a estos pequeños detalles y ver si algún cambio en la rutina es lo que tanto buscaba su mascota.

SI TE GUSTÓ,
ComparteLO EN REDES

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Otros artículos que podrían interesarte:

//graizoah.com/afu.php?zoneid=3520822